Atardeciendo

Estándar

Una vida que fue tan intensa que pareció a sus ojos un solo día, cuando llegó el atardecer se dio cuenta de que podía volver a casa porque alguien le agarraba con fuerza el brazo. No temía a la vejez, pues el camino había sido largo y cada vez andaba a pasitos más cortos pero esa fue su mayor ventaja, podía disfrutar del paisaje.

Pronto vendrán más textos y más fotos, espero poder tener más tiempo para expresar todo lo que se arremolina en mi cabecita… 🙂

Atentos aquí y en mi Flickr: http://www.flickr.com/photos/pezeneldesierto/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s