Apología al silencio

Estándar

Descubriendo que quise hacer de algo pequeño casi  siempre un amor por bandera. Lo quemé todo de tal manera que ahora la yerma tierra bajo mis pies contesta y pide explicaciones a tanta poesía.

Siempre llena de palabras que en la mayoría de ocasiones fueron demasiadas. Como ahora mismo que repudio lo que hago en este instante mientras no puedo evitar que mis dedos se deslicen por las teclas como si mi mente les apuntara con un pistola.

Demasiados pensamientos que me dejan claro que no son ninguno, son sombras que me quieren impulsar a dar palabras a lo inerte. He perdido grandes cosas por querer expresarlas. He desvirtuado hasta tal punto el silencio, que ya no me parece valioso. He olvidado que no hace falta describir lo que siento al mirar unos ojos, porque solo conseguiré dejar de entender yo misma su idioma.

Es como tener un puzzle montado y querer desmontarlo para sentirse realizado, es triste pero me he llevado largas horas desmontando puzzles. Aún así no pierdo nada por aceptar, que en las imágenes hay mucho más mundo que en las palabras.

Con esta apología al silencio, me sumo en los brazos de Morfeo, que hoy está empeñado en que me aleje de las luces con una sonrisa en los labios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s