Día 6. Diario de viaje. El descanso

Estándar

Tras unos días tan agotadores no nos quedaba más remedio que descansar para poder continuar con fuerza los días que nos quedaban así que estuvimos disfrutando de un paseo por el pequeñito pueblo Mondariz Balneario. No tenía mucho que ofrecer a parte de un riachuelo y la tranquilidad de pasear en silencio y sin nadie alrededor.

Respecto a la comida de este día decir que si que probamos un delicioso pulpo a la gallega que se deshacía nada más entrar en la boca, fue una buena comida con mucha variedad de platos típicos pero sobre todo cabe destacar ese.

Por la tarde disfrutamos un poquito de la piscina del hotel mientras mis padres visitaban Tui. Como no volvieron demasiado entusiasmados poco tengo que contar de un sitio que ni siquiera visité. Sólo nos quedaban dos días de viaje y teníamos que aprovecharlos al máximo así que decidimos descansar temprano para estar frescos a la mañana siguiente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s