Recuperando textos.

Estándar

No he subido por aquí los textos que había escrito para la Revista EA

issuu.com/smora/docs/revistaea

Tiempo I

“Piensas que el juego durará eternamente, soberbio crees que el tiempo te dejará espacio suficiente para jugar a tu antojo con nuestro pasado haciéndolo hiriente en el presente para disculparte en el futuro. Perdona que no crea en tu forma de echarle vistazos al reloj y creer que puedes controlar su paso para hacerlo correr cuando menos te conviene y detenerlo cuando sientes que necesitas que esté junto a ti. Toda esta mentira te hace débil, te convierte en un cobarde incapaz de afrontar la vida que no se da cuenta de que puede perderla en un instante. Puede que mañana lo que hoy son torres y castillos no sean más que polvo y aire y dejando pasar el tiempo mientras observas que se agota la paciencia te hará perder lo que un día te hizo grande. No pierdas más el tiempo y corre, llama a la puerta y dí lo que siempre quisiste decir pero no te atrevías, lo que escondiste por no ser el momento te grita que el momento siempre es ahora porque el mañana no existe, lo inventamos para creer que siempre habrá un tiempo mejor.”

Tiempo II

“¡Qué injusto el pasar de los segundos en ausencia! Se hacen eternos a nuestro juicio transformándose en hirientes horas que no pasan. El tiempo que juega a su antojo llevándose lo que nos hace felices en un suspiro y que eterniza cada momento de infortunio en nuestro corazón.
Perdonen que castigue con mis palabras la injusticia del tiempo pero es que nunca sentí que jugara a nuestro favor. ¿Por qué si no es el tiempo el que nos separa de lo que queremos? Tiempo injusto que nos hiciste crecer cuando no éramos suficientemente maduros para comprender que debíamos ser libres de tus dictados. No nos enseñaste a hacernos fuertes saltando tus reglas para vivir la vida en el momento, en el ahora, porque puede ser lo único que nos dejes vivir. Disfrutar de cuando abres los ojos por la mañana y no sabes que hora es, pero llueve y eso te hace reír. Disfrutar del olor al chocolate que preparó mamá y de su voz cuando te pide que te levantes deprisa. Disfrutar cuando al alargar el brazo puedes sentir que el otro lado de la cama sigue caliente y no hace mucho que se fue. Mirar a los ojos de quien todavía no se ha ido y darle las gracias por estar ahí siempre dándote la mano. Nos olvidamos de lo importante por ser esclavos tuyos, injusto tiempo, que nos haces creer que eres más importante que aquellos que son los que verdaderamente nos hacen contar los minutos importantes en nuestra vida. Porque al final ¿qué puede contar el tiempo que no puedan decirte sus ojos?”

TIEMBLA

Un día más. Tus ojos se abren como cada mañana y como siempre es el pie izquierdo el que parece apoyarse primero débilmente en el suelo. Caminas sin rumbo aparente y en busca de nada hasta llegar a un destino que no significa demasiado para ti. Trabajas duro, como si tu vida fuera en ello pero no consigues lo esperado, no apoyas tu pasión en lo que haces. Estás en camino de nuevo, esta vez te conduce a casa, nadie se encuentra contigo. Todos vuelven también a casa como si sus pies hubiesen puesto el automático, con un ritmo no demasiado rápido, no demasiado lento, sin hacer demasiado ruido pero sin pecar de ser sigilosos, no queriendo marcar la diferencia. ¿Te das cuenta de que aunque te mueves no dejas de estar parado en un rincón? Cada mañana te levantas esperando nada y eso es precisamente lo que encuentras. Actúas sin instinto y no te sientes orgulloso de lo que haces, dejas guiar tus pasos por unos pies que no parecen los tuyos y siempre llegas a un destino que no buscabas. Ahora si deberías pararte, escabullirte de tu realidad para formar parte de tus sueños. Vibra, descubre lo que eres, lo que quieres hacer de ti y del mundo que te rodea. Da un paso que te acerque a ese nuevo horizonte que has marcado. ¿Lo sientes? Ahora sí todo cambia, estás marcando la diferencia y el suelo tiembla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s