El otoño sin palabras

Estándar

“Siempre esas hojas que caían por unas manos, esos cielos que se formaban en unos ojos, la brisa de un aliento. Siempre mis palabras girando en torno a un rostro mis torpes movimientos ligados a un abrazo inexistente. Abrazos rotos, esperados y que tras no encontrarse se fundieron con la nada, dándome este enorme escudo que adoro y aborrezco tanto como se hace con todo en esta vida. Con esta frialdad se fueron las palabras, tanto chocar contra murallas las hizo fuertes un tiempo pero ahora no tienen sentido para mí.  ¿Por qué escribo esto? ¿Por qué explico que ya no encuentro lo que dejé de buscar? He desaprendido a mirar más allá en ningunos ojos para no perderme demasiado en un camino que lleva a ninguna parte. No trato de ser pesimista, hablo de un otoño en el que seré libre de suspirar por miradas, mensajes y momentos que no llegarán. Desde esta libertad puedo decir que veo el mundo bajo mis pies y me parece pequeño para todo lo que tengo la necesidad de recorrer. Quizás no me importe andar en círculos esta vez y descubrir lo nuevo en lo que siempre estuvo ahí.” 

Reflexiones nocturnas, un poco enrevesadas y no muy elaboradas de lo que quiero expresar. La falta de inspiración a la hora de escribir siempre me ha parecido una desgracia, pero en ocasiones miro atrás, a lo que escribí y a lo que a veces tengo que sufrir para encontrar palabras absurdas, y me doy cuenta de que una sequía de inspiración es en ocasiones lo mejor que puede pasarnos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s