Archivo de la etiqueta: deseo

Porque la vida cuente

Estándar

Hace mucho tiempo que he dejado de lado escribir, fotografiar y muchas cosas. La verdad es que todo eso implica un nivel de melancolía y necesidad de cambio que no siento en los últimos tiempos. Haciendo un repaso a lo que ha sido mi paso por blogs y páginas de fotografía sólo yo puedo ver lo que había detrás de ciertas palabras o gestos y me doy cuenta de lo afortunada que soy al ver las cosas desde otra perspectiva ahora.

Aún así, en las últimas semanas he estado valorando el retomar un poco todo e intentar poder escribir pero con otro carácter más positivo, el carácter que tengo desde hace un par de años cuando decidí que la vida debe pasar para mí sin esperar a que los demás lo acepten o no.

Mi consejo es que tenemos que explotar todo lo que hay en nosotros en la medida que lo que explotamos no nos explote en la cara. Durante un tiempo todo lo que podría haber explotado se hubiese ido por un desagüe de cosas que sobran y de las que hay que deshacerse, pero  como digo en las últimos meses la limpieza ha sido total. Si haces que la vida cuente, nada más importa. Solo tienes que sentir que el momento que estás viviendo es el que exactamente te gusta vivir, sin dejar de lado obligaciones ni problemas, ni trabas. Suerte a todos los que os encontráis un poco perdidos, supongo que es una fase que todos tenemos que pasar y probablemente no solo una vez en la vida.

Como siempre digo, soy la persona más dejada que te puede encontrar, así que es probable que no cumpla mis promesas de pasar por aquí a menudo.

Wishlist

Estándar

Bueno pues se ha pasado la Navidad y al parecer mi consumismo no tiene límite porque no tengo otra cosa en la que pensar que empezar a ahorrar para cambiar mi equipo de Sony a Nikon. ¿Por qué tomar una decisión como esta justo ahora? ¿Justo en un año en el que me voy de viaje de estudios, me sacaré el carnet del coche y me gradúo? Pues precisamente por todo eso, este curso se acaba mi carrera y necesito buscar opciones ya sean formativas o profesionales para el año que viene. La primera intención es la de conseguir una beca de auxiliar de conversación para marcharme un año al Reino Unido, pero siendo consciente de lo difícil que es esta beca de conseguir me tengo que buscar otras opciones para el año que viene. Mis intenciones son claras, buscar trabajo relacionado con mi carrera y seguir formándome con respecto a la fotografía. Respecto a seguir formándome sé que requiere dinero por lo que me gustaría conseguir en lo que queda de curso algo de trabajo para suplir este problema. Problema de este problema a su vez es que a pesar de que no dejan de surgirme oportunidades “pseudo – profesionales” no puedo hacerles frente porque no he hecho una inversión lo suficientemente arriesgada en equipo y tengo un equipo que podría denominarse limitadísimo a pesar de que he conseguido sacar grandes cosas con él. Es por esto que me debato entre el no contar con fondos y el necesitar fondos para poder conseguir otros fondos… jejeje Todo un lío como no viniendo de mí se tenía que tratar de una encrucijada ¿no?

Bueno pero dejando un poco atrás los motivos que me llevan a todo esto me gustaría hablaros de lo que anhelo actualmente (además de que tengo la mala costumbre de conseguir lo que quiero :P). Mi fiebre comenzó tras hacer fotos hace unas pocas semanas para una obra de teatro cuando me vi superada por las circunstancias y me sentí desperdiciada al no poder aprovechar esa oportunidad para hacerla el trampolín para otras. Mi equipo es una patata. Por lo que me puse a leer (sigo pensando lo peor de esta vida es el conocimiento) y me encontré con esto:

NIKON D7000

Preciosa ¿verdad?

Un auténtico bicharraco del que solo he leído maravillas y que me dejó colgada al instante… Para leer especificaciones técnicas y demás podéis consultar a San Google y blogs como Xatakafoto donde os lo cuentan todo y os envenenarán con el apremio de querer tener en casa….

Pero claro, estamos hablando de fotografía señores y aquí no se regala nada… Las opciones que manejo para comprarla son:

Pixmania 1 099 € Sólo cuerpo

El corte inglés 1 299€ Cuerpo + Objetivo 18/105 VR

Y eso solo sería el comienzo…

Porque al equipo ideal no se le puede acotar solo con un objetivo kitero, tendría que comprarme también (con el tiempo):

Nikkor 50mm AF 1.8

Imprescindible para retratos... ^^

Algún objetivo “todoterreno”

Un flash decente

Un fondo de estudio

Elementos de iluminación

¿Bonita lista verdad? Me gustaría que dentro de unos meses con mi esfuerzo y algún trabajo (que es lo que aún no tengo) pueda tachar algunas de las cosas de esta lista de deseos… Pero bueno si no hay suerte al menos me quedará lo de siempre… De sueños se vive… 🙂

Nueva locura

Estándar

Bueno bueno cuanto tiempo sin auto-escribirme para el futuro y sin informar por aquí de que es de mi vida y mis constantes cambios. Lo principal que tengo que decir es que este nuevo año me ha traído un espíritu aventurero y renovador que me está haciendo volver a embarcarme en la locura fotográfica que había perdido hace unos meses. Pero algo ha cambiado, he decidido meterme en la locura de la lomografía y como en mi familia no están menos locos que yo pues me han regalado un par de camaritas para que no me aburra… jeje Una Fisheye y una Diana F+.

La verdad es que de momento vivo sin ninguna pretensión artística para mis dos nuevos cacharritos. Me apetece que lo que salga de estas cámaras sea un trabajo más personal y más cargado de atmósfera nostálgica para mis propios recuerdos. Espero poder aprender mucho y divertirme ante todo de la espontaneidad de esta nueva afición. Si alguno de mis pocos lectores tiene consejos para mí y mis primeros pasitos en la Lomografia que sea bienvenido!:D 

10 del 10 del 2010

Estándar

Ayer, bueno para mí sigue siendo “hoy”, fue 1o/10/10.  Los números no tienen cabida en mi vida, normalmente no estoy pendiente de que día es y no soy de señalar fechas en el calendario por saber lo que ello conlleva. Cuando señalamos una fecha en el calendario nos vemos obligados a recordarnos cada año (incluso cada mes) que ese día pasó en nuestras vidas. En ocasiones son buenos recuerdos, en otras ocasiones recuerdos horribles y en otras buenos recuerdos que nos hacen daño ahora. Pero este día es especial, es un día que no puede volver a repetirse así que he decidido hacer algo especial por marcar una excepción en mi antinumérica vida.

Hoy, he escrito algo a las 10:10 de la noche (más que nada porque por la mañana estaba durmiendo y ni siquiera recordaba tan bondadosa casualidad…). He escrito algo para recordarme cosas que por lo menos deben durar hasta el 11/11/11.

“Un día cualquiera en la vida del que ama, es un día lleno de instantes en los que se siente agradecido de tener personas a las que querer con toda su alma y a la vez un día en el que se siente el peligro de que por azares de esta vida se pueda perder a esas personas. Es difícil asumir que aquellas manos que te aprietan fuerte puedan escurrirse entre tus dedos y perderse para siempre. No es justo que la vida sea fugaz y cambiante para los que no la entendemos, para los que seguiremos pensando en el calor que han dejado esas manos y no podremos soltarlas nunca. No es justo sentir que abrazamos el aire y que el vacío no puede llenarse ya en nuestro pecho. Afortunadamente la pérdida no es lo único que nos queda a los que somos capaces de querer, afortunadamente podemos pensar en seguir adelante y conservar todo aquello que aprendimos de las personas a las que hemos querido. Supongo que hablo de esto por locura e inconsciencia, aún no sé que es de verdad perder a alguien. Mi espíritu luchador a hecho siempre que cuando alguien amado se ha perdido en el camino, he podido correr incluso en contra de mí misma para recuperarlo. No sé que me deparará la vida cuando no pueda luchar contra la causa de la pérdida, cuando el estado de vacío tenga que hacerse un hueco permanente en mi vida. Pero sí se que por ahora tengo cuanto quiero dentro de mí y que trataré de cuidarlo con toda mi alma para que no se vaya. La pega de esta vida es que me gustaría luchar contra los dragones que os hacen daño, pero no soy capaz de llegar más allá de donde llegan mis manos. Solo os puedo apretar con fuerza la mano para que con las vuestras seáis fuertes para acabar con lo que os duele. Me despido ya de este escrito, pues probablemente la razón por la que empecé a escribirlo era bien distinta a esta. Al final siempre termina ganando el corazón a la razón.”

Para todos aquellos que se saben dentro de mí, que son muchos y de maneras muy distintas y especiales. Me hago grande en horas señaladas y días diferentes, pero no lo apunto en un calendario porque no puedo apuntalar esta gloria como si yo la hubiera conseguido, es por vuestros apretones por los que puedo seguir volando.

La vida es sueño

Estándar

Nos empeñamos en medir nuestra vida en los sueños que no cumplimos pero no nos damos cuenta de que los verdaderos sueños son aquellos que nunca se soñaron, aquellos que se viven con los ojos abiertos. Los sueños que nos llenan son esos que se hacen mirando nuestra alma frente a frente y asumiendo que la pesadilla es parte del valor del sueño y que de la pesadilla si somos capaces de despertar. Si nuestra vida se ha vuelto tormenta y oscuridad, si nuestra vida parece guiada por los latigazos que nos da es porque estamos durmiendo, solo necesitamos abrir los ojos. Es hora de despertar de la pesadilla y vivir la vida, porque es solo una y porque por suerte, la vida es sueño.

Tratando de escribir

Estándar

Tratando de escribir, tratando de dejar claro sobre el papel algo que no se ha fraguado todavía dentro de mí. Hace tiempo que no huyo, que no me siento en tejados, que no paseo sola, que no me escondo para pensar en mí. Ha pasado mucho tiempo desde la última vez que intenté conocerme, por eso se me hace tan difícil oír lo que siento y más que oírlo saberlo. Me siento perdida, sola a pesar de estar rodeada de gente estupenda, necesito volver a ser yo en la soledad para ser yo con todos esos seres maravillosos. Ojalá y fuéramos capaces de hacer siempre lo que necesitamos.

Ser capaz.

Estándar

“Ser capaz de andar el camino que nadie marcó y que se hizo con los propios pasos antes de pensar que llegarían lejos. Seguir caminando y ser capaz de reír ante los errores pasados, mostrando que se puede contestar con una disculpa y avanzar. Ser capaz de callar y parar para sonreír a lo visto y lo que está por ver. Según el propio guión de la historia, ser capaz de imaginar hacia donde queremos que se dirijan los hilos, ser capaz de llorar sin pena al ver lo que está por venir y lo que dejamos atrás. Ser capaz de investigar cada partícula, cada átomo, cada migaja, cada instante para conseguir lo mejor de nosotros mismos. Ser capaz de decidir si estamos siendo lo que soñamos o lo que quisieron soñar otros por nosotros para entonces ser capaz de molestar con nuestras decisiones y cambios de rumbo. Ser capaz de susurrar a un amigo, nuestros ocultos planes para encontrar en esos ojos el apoyo y la confianza a nuestras locuras. Después de todo ser capaz de bailar toda la noche para olvidar la presión de sentirse abocado a decidir a cada instante. Ser capaz de saltar al vacío sin pensar si hay agua en el fondo, para al final de la caída ser capaz de abrazar a quien parecía que nunca abrazarías. Ser capaz de ver más allá de lo que nos quieren vender en las rebajas de la vida. Ser capaz de arañar los muros, las paredes las alambradas, las montañas, los obstáculos más pesados para ser capaz de sentir lo que realmente tenemos dentro. Ser capaz de acariciar aquello que encontremos más al fondo sabiendo que es lo único real que podremos encontrar en nosotros mismos. Ser capaz de descubrir lo equivocados que estábamos al pensar que seríamos libres cuando quisimos correr lejos de lo que nos hacía daño. Ser capaz de describir con palabras lo que nos ha hecho sentir la verdadera libertad que anida ahora en nuestro interior. Ser capaz de volar ahora que no nos atan de pies y manos porque somos dueños de nosotros mismos. Ser capaz de besar a aquellos que de verdad nos hicieron ser capaces de amar. Ser capaz de vivir en definitiva la vida que vamos generando con cada estímulo – respuesta, con cada llanto, con cada carcajada, con cada suspiro y con cada mirada. SER CAPAZ.”